Carta al Lector

El éxito acompañó una vez más a la EIEP

La IV Exposición de Instalaciones Eléctricas del Paraguay - EIEP 2017, que fue organizada por nuestra revista especializada "Mundo de la Electricidad", convocó y reunió de nuevo este año, en esta ocasión en el Centro Paraguayo de Ingenieros, a renombradas empresas del sector eléctrico, las que durante un par de días presentaron y exhibieron productos con tecnología de punta, que comercializan en el marcado nacional.

En la EIEP 2017, estas empresas demostraron a los asistentes, profesionales y público interesado, que están y reúnen sobradas condiciones y capacidad para atender e inclusive satisfacer las demandas cada vez más exigentes del mercado nacional.

En ese marco, además, se concretaron relevantes y necesarias charlas técnicas acerca de temas de indiscutida actualidad y en las que los protagonistas del sector, profesionales e inclusive estudiantes, tuvieron la magnífica oportunidad de capacitarse gratuitamente y estar al día en lo concerniente a los avances tecnológicos y a las nuevas normativas que regulan el sector.

A las empresas, profesionales y demás protagonistas, que transitan el cada vez más importante y exigente andarivel de las instalaciones eléctricas, les espera el gran desafío de la entrada en vigencia de la Ley de "Verificación y Control de la Calidad y Seguridad de los Productos y Servicios en las Instalaciones Eléctricas de Baja Tensión", cuya reglamentación se encuentra en pleno proceso de elaboración en el Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN).

La nueva Ley, que tiene como principal objetivo la seguridad en las instalaciones eléctricas, una vez que comience a regular la dinámica de este campo de trabajo de la vida nacional, estamos convencidos de que podrá corregir las distorsiones de las que aún adolece el servicio de los profesionales del sector, así como la utilización de materiales eléctricos de dudosa calidad.

Una eficiencia mayor y, por ende, superior competitividad y con la utilización de materiales eléctricos que cumplan con los estándares de calidad internacional, se conseguirá que el índice de accidentes, muchas veces lamentablemente fatales, disminuyan y hasta desaparezcan. También el beneficio no se limitará al ámbito de los que contratan los servicios de los técnicos electricistas.

De esta manera, el efecto “derrame” del que constantemente se habla en economía cuando la misma crece, también se gestaría en el campo del comercio y en la profesión, porque al propiciar satisfacción a los usuarios y clientes, no sólo se incrementará el nivel de prestigio de los técnicos nacionales, sino también la demanda de sus servicios.