Compartir

Ley de Fomento de Energías Renovables No Convencionales

El 31 de agosto pasado tuvo sanción ficta en La Cámara de Diputados la Ley "Que fomenta fuentes renovables de Energía No Convencional y sus regímenes especiales". Esto se dió por falta de tratamiento del proyecto y queda en manos del Poder Ejecutivo la promulgación de la misma. La presente Ley es aplicable a aquellas actividades generadoras de energía eléctrica, a partir de fuentes de Energías Renovables No Convencionales (ERNC). Se crean mecanismos y condiciones dirigidos a promocionar la inversión pública y privada en la producción de electricidad proveniente de energías renovables, para su compra y comercialización por la Administración Nacional de Electricidad (ANDE). Publicamos en esta edición la primera parte de la Ley.

Objetivo
La Ley tiene por objeto promover el aprovechamiento del potencial de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) para impulsar la política de soberanía energética de la República, la mejor distribución del suministro eléctrico que maximice el sistema de transmisión eléctrica, la sustitución progresiva de la importación de combustibles fósiles y la generación de divisas a través de la exportación de excedentes a terceros países, promoviendo así la protección del medio ambiente.

Ámbito de aplicación
La presente Ley es aplicable a aquellas actividades generadoras de energía eléctrica, a partir de fuentes de Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

La generación y transporte de la energía eléctrica generada se sujeta en lo pertinente a lo establecido en la Ley N° 3.009/2006 “De la Producción y Transporte Independiente de Energia Eléctrica (PTIEE)" vigente y sus normas complementarias.

Autoridad de aplicación
El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones a través del Viceministerio de Minas y Energía, será la autoridad de aplicación de la presente Ley. La misma trabajará en coordinación con el Consejo Nacional de la Producción y/o Transporte Independiente de Energía (CONAPTIE). Podrán acogerse a lo dispuesto en la presente Ley, las nuevas operaciones de personas físicas y/o jurídicas que utilicen ERNC como energía eléctrica. Se crea además el Programa Nacional de Energías Renovables No Convencionales de la República del Paraguay (PRONER), dependiente del Gabinete del Viceministerio de Minas y Energía, del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

Consumo obligatorio
El Poder Ejecutivo, a través de la Autoridad de Aplicación de la presente Ley, establecerá por Decreto cada cinco años un porcentaje objetivo en que debe participar, que no podrá ser menor a 5% (cinco por ciento) anual en el consumo nacional de electricidad o exportación al mercado energético regional, la electricidad generada a partir de energía no convencional, no considerándose en este porcentaje objetivo a las centrales hidroeléctricas de propiedad binacional o de la ANDE en operación al momento de la promulgación de la presente Ley, ni tampoco sus repotenciaciones o ampliaciones.

Elaboración del Plan Nacional de Energías Renovables
El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, a través del Viceministerio de Minas y Energía, elaborará, en un plazo máximo de un año, a partir de la vigencia de la presente Ley, el Plan Nacional de Energías Renovables no Convencionales en el marco de la Política Energética Nacional presentado, elaborado y coordinado por el Viceministerio de Minas y Energía. Dicho Plan será elaborado en concordancia e inserto al Plan Maestro de Obras de la ANDE, en cooperación con el Ministerio de Industria y Comercio y la Secretaría del Ambiente.

El Plan Nacional de Energías Renovables tendrá una vigencia de ocho años, y deberá ser revisado cada dos años. El mismo incluirá estrategias, programas y proyectos vigentes y a desarrollarse para aumentar la disponibilidad de electricidad utilizando ERNC, que tiendan a mejorar la calidad de vida de la población y proteger el ambiente.

Comercialización de energía y potencia generada con Energía Renovable No Convencional (ERNC)
La electricidad generada a partir de ERNC tendrá prioridad para la compra por parte de la ANDE. Los titulares de las instalaciones que resulten de la aplicación de la presente Ley, que deseen vender total o parcialmente la producción de energía eléctrica, deberán colocar el remanente de la energía producida y no utilizada a disposición de la ANDE.

Del uso de redes de distribución
El generador, durante la vigencia del contrato con la ANDE, resultante de la instrumentación de la presente Ley para el proceso de adquisición de energía, no pagará cargos por el uso de las redes de distribución y transmisión que le correspondan como generador en el marco de dicho contrato en un radio de 40 km2, pasando dicha distancia, se pagará lo correspondiente.

Despacho y acceso a las redes eléctricas de transmisión y distribución
Cuando la ANDE sea consultada para un aprovechamiento de ERNC por un generador, y defina el punto de acceso a su SIN, deberá definir al mismo tiempo la cantidad de potencia y energía a adquirir del generador, sea del 100% de lo que éste le proponga, o la cantidad que esté en condiciones de recibir y adquirir, en el curso de un plazo máximo de treinta años, con base en sus propias normas, la capacidad de su SIN, así como la seguridad y calidad de suministro del mismo. Los cargos ambientales y sociales que pudieran generar la ejecución del proyecto, serán responsabilidad exclusiva del inversionista.

Servidumbres
Los titulares de contratos de venta de energía generados mediante ERNC, tendrán el derecho de solicitar a la ANDE la imposición de servidumbres, de conformidad con la legislación vigente. En caso de que requieran tender redes según normas de la ANDE para acceder al SIN de la ANDE, terminada la construcción de la red de acceso, desde el punto de generación al SIN de la ANDE, tal red pasará inmediatamente a ser propiedad de la ANDE, sin pago adicional alguno, salvo la tarifa acordada por el plazo que determine el contrato, una vez que se inicie la venta de energía del generador a la ANDE.

Investigación sobre energías renovables
El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) o su equivalente, en coordinación con los Ministerios de Obras Públicas y Comunicaciones, y de Industria y Comercio, implementará los mecanismos y acciones correspondientes para el desarrollo de proyectos de investigación sobre energías renovables, promoviendo la participación de universidades, instituciones técnicas y organizaciones de desarrollo especializadas en la materia, debiendo al menos el 50% de las mismas ser instituciones públicas.

Promoción de proyectos de Investigación y Desarrollo (I+D) relacionados a generación de energía eléctrica a partir de fuentes de ERNC
El órgano de aplicación implementará el Fondo Nacional de Energías Renovables, a fin de ser utilizado en los proyectos seleccionados por el CONACYT, con los siguientes fines: de Investigación y Desarrollo (I+D) que determine el potencial de ERNC en un territorio o una región determinada; así como para aquellos proyectos que promuevan la generación de electricidad a partir de fuentes de ERNC.

Los recursos financieros del Fondo provendrán de:
a) Los recursos directamente recaudados, conforme a los montos previstos para esta finalidad en las Leyes Anuales del Presupuesto General de la Nación y sus modificatorias.
b) El 10 %(diez por ciento) del canon previsto en la Ley Nº 3.239 “De los Recursos Hídricos del Paraguay”, previsto para el uso y aprovechamiento del agua para generación de energía.
c) Los aportes, financiamientos directos y recursos provenientes de la cooperación internacional, que se obtengan con sujeción a lo dispuesto en la normativa vigente.
d) Otros recursos que determine la política energética, que colaboren con la eficiencia energética y la utilización eficiente de los recursos naturales para la obtención de energía eléctrica.