Compartir

Universidad Católica se pronuncia sobre Acta de Entendimiento de Yacyretá

Según el documento emitido por la Universidad Católica, el Acta de Entendimiento sobre Yacyretá últimamente suscrita por los Poderes Ejecutivos de Paraguay y Argentina, “fue objeto de un análisis racional, velando siempre por la preservación de los intereses nacionales de la República”. Para el efecto constituyo, a pedido de la Conferencia Episcopal del Paraguay (CEP), máxima autoridad de la Iglesia Católica en nuestro país, un Grupo de Trabajo con participación de Profesores representantes de las Facultades de Ciencias y Tecnología, Derecho y Ciencias Contables, Administrativas y Económicas de esta Universidad y de técnicos nacionales del área energética. A continuación, los amables lectores de Mundo de la Electricidad pueden leer las partes más resaltantes del Pronunciamiento, que fue entregado a la Comisión Especial que da seguimiento al Acta de Entendimiento en la Cámara de Senadores.

Al analizar los términos del Acta de Entendimiento, surge con meridiana claridad que, desde 1992, con las NR ya mencionadas, pasando por el Preacuerdo del 2006, la línea negociadora argentina se mantuvo invariablemente en convertir esta obra en una Central binacional al servicio de los argentinos, donde el Paraguay proporciona sus recursos naturales que son el agua, el potencial hidroeléctrico y su territorio inundado, difiriendo los beneficios concordados para nuestro país. Las graves concesiones que se intentan sustraer hoy al Estado paraguayo no están compensadas por algún tipo de conveniencia estratégica para la economía nacional. Por otra parte, las cifras mencionadas en el Acta de Entendimiento requieren transparencia, para lo cual es necesario el total acceso a la información. Las cuentas de la EBY deben ser conciliadas en el marco jurídico del Tratado de Yacyretá y sus Anexos.

En este caso, el último argumento relativo a necesidades del mercado podría justificar la adición de tres turbinas en la Central que está en operación, porque está previsto en el Anexo B, previa a la construcción del embalse de compensación. Una obra como la del Aña Cuá es totalmente nueva y no corresponde emprenderla sin cumplimiento de las prescripciones constitucionales vigentes en nuestro país, que requiere la aprobación legislativa. De no ser así, se construirían en nuestro territorio obras binacionales mediante la decisión de un organismo administrativo compuesto por nacionales de ambos países. Esta decisión es competencia exclusiva del Estado paraguayo.

Consideraciones sobre aspectos del Acta de Entendimiento
Con estos antecedentes y luego de un estudio exhaustivo de los términos del Acta de Entendimiento se considera que la misma, una vez más, es perjudicial para los intereses de ambos países, porque lesiona los legítimos derechos del Paraguay y debilita el buen relacionamiento con la Argentina.

Por lo expuesto, la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción manifiesta:
1. La necesidad impostergable de abordar muy seria y responsablemente el tema del aprovechamiento de los recursos hídricos en las fronteras compartidas con los países vecinos, al ser ello de tan alto interés nacional. Resulta imprescindible el concurso de todos sus ciudadanos y la intervención de los órganos pertinentes del Estado, para garantizar el control, la transparencia y el acceso a la información de los alcances y efectos de los nuevos acuerdos que comprometerán el futuro económico y social del Paraguay.

2. Como entidad universitaria de servicio público, la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción", está dispuesta a apoyar aquellos emprendimientos que sean necesarios para alcanzar un nuevo acuerdo que permita hacer de Yacyretá, y posteriormente de Itaipú, un instrumento para el desarrollo económico y social del Paraguay y de los respectivos países limítrofes, basado en la justicia y la equidad para nuestros pueblos.

3. Rechazar el contenido de esta Acta de Entendimiento. Se alerta a las autoridades nacionales que el Proyecto del nuevo Anexo C, que deberá ser presentado en el futuro, debe contemplar las pautas contenidas en el Tratado y no las expuestas en el Acta de Entendimiento.

4. Paraguay no recibe el beneficio económico completo que debe obtener de las cesiones de energía hidroeléctrica y de otras compensaciones en Yacyretá, dado que el mismo es sistemáticamente diferido, violándose lo establecido en el Anexo C del Tratado. Además, el Acta de Entendimiento incumple con lo determinado en el Numeral IX Revisión del Tratado, que dispone el criterio de proporcionalidad para la distribución del nivel de endeudamiento de Yacyretá a los 40 años de su vigencia, con lo cual el Estado paraguayo será obligado a pagar deudas que no le corresponde realmente pagar, a través de la tarifa de energía que la ANDE deberá abonar en el futuro a Yacyretá.

5. Instar a las autoridades nacionales que en adelante, las negociaciones internacionales relacionadas con temas cuya administración tienen alto interés para la soberanía, la economía y el futuro de la Nación, sean llevadas adelante por equipos interdisciplinarios constituidos por personas de alta probidad y competencia profesional. La Universidad Católica se mantendrá expectante a las negociaciones que se realizarán en defensa de los intereses nacionales.

6. Cualquier modificación del Tratado, como es pretendida por el Acta de Entendimiento, es constitucionalmente inaplicable.